¿Cómo describir las sensaciones que nos produjo Escocia? ¿Cómo transmitir ese sentimiento que nos invadió al contemplar sus paisajes, escuchar sus sonidos y, sobre todo, conocer a sus gentes? Lo intentamos con este pequeño videoclip, pero desde ya advertimos que Alba, la Escocia gaélica, es algo que no se puede explicar… ¡hay que vivirla!